27/05/92

>> A menos que tu música sea el silencio y el señalamiento de todos los fenómenos que ocurren alrededor (como en alguna obra de John Cage), para hacer música hay que producir una determinada acción. Esta acción involucra la generación de sonido, o sea que también implica una creación. Todos los sonidos deben ser generados, pero por su administración o su combinación da la impresión de que preexistieron como una naturaleza. Cada día más, la música combina sonidos que vienen de la nueva naturaleza, la eléctrica o la electrónica, y antes de que fuera así, provenían de la tecnología más alta que hubiera en el momento. A nadie se le ocurre pensar que alguna vez hubo bosques de trompetas.

>> Hoy día los mejores instrumentos son los que tienen mayor amplitud; los que te permiten ser un luthier sonoro. Los malos instrumentos actuales, en cambio, tienen tanto carácter que nunca pueden dejar de sonar como ellos mismos.